El Peor Enemigo. Parte 1

El Peor Enemigo. ES "satanas"

quien ideo su plan y ya en la face final conoce mas de esto y sal del error estamos en tiempos finales apocalipticos

jueves, 12 de mayo de 2011

No sigas Peleando Contra Dios

No sigas Peleando Contra Dios entra en Obediencia el Dia de su venida esta mas serca cada y hay que estar bejo la direccion del Espiritu Santo
¿Jacob, por qué estas Cojeando?

¿Puede usted imaginarse un hombre luchando con Dios y ganando?

Antes de que Jacob pudiera cruzar el Río Jaboc, un hombre lo atacó y luchó con él. La lucha era verdadera, y era física. "Y se levantó aquella noche, y tomó sus dos mujeres, y sus dos siervas, y sus once hijos, y pasó el vado de Jaboc. Los tomó, pues, e hizo pasar el arroyo a ellos y a todo lo que tenía. Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba" (Génesis 32:22-24). Ellos lucharon toda la noche en una batalla larga decisiva hasta el amanecer. El hombre con quien Jacob luchó rehusó revelarse directamente (v. 29). Probablemente si Jacob se dio cuenta de que él lucharía contra Dios, él nunca habría luchado con el Varón.

Quizás la cosa más extraña es que Jacob no fue derrotado hasta que el Varón "tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba" (v 25).

Incluso después Jacob todavía no dejaría ir al Varón. Jacob suplicó, " No te dejaré, si no me bendices" (v 26).

De un modo significativo, Jacob aunque lisiado y por lo tanto incapaz de ganar, rogó por una bendición. Esto era la voz de un hombre que fue sometido, golpeado en su propio juego, lisiado en la última agonía de desesperación cuando él fue puesto hasta el piso.

En el Antiguo testamento el nombre de una persona esta unido a su carácter. En este encuentro con el Varón, la vida de Jacob radicalmente fue cambiada (v 28). Él dijo, "No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido" (Génesis 32:28).

"El suplantador" fue capturado y sometido antes de que él pudiera ser bendecido.(DIOS no bendice  en desobediencia primero hay que someterce a el  en Obediencia)
La bendición tomó la forma de un nuevo nombre. El nombre de Jacob fue cambiado a Israel - "él que lucha con Dios. "

 ¿Ha tenido Dios que dejarlo incapacitado para bendecirle? Jacob, ahora Israel, cojeó por el resto de su vida. En todas partes que él iba la gente preguntaría, " ¿Jacob, por qué esta cojeando?"

Jacob ganó cuando él fue golpeado. Él triunfó cuando él cedió. Dios dejo cojo a Jacob y lo cambio de suplantador, engañador, y el que ataca por atrás.

Cada vez que Jacob cojeó, esto fue un recordatorio constante que al final Dios ganó.

¿Cada incapacidad en su vida le recuerda su debilidad?
¿Le hace consciente de las maldades dentro de usted?
¿Le hace esto traer carga a su mente conciente, la cual le advierte, golpea e inflama su vida personal?

Cuando nosotros experimentamos pruebas difíciles, duras, hostiles, ásperas, crueles y adversas y en medio de esas pruebas nosotros ponemos nuestra confianza en él; Dios abre los cielos y nos bendice.

Anteriormente nosotros aprendemos este gran principio espiritual, lo mejor que estamos en la vida.

Cuando el Dios de Jacob es nuestro refugio, Él pone Su mano sobre nosotros para enseñarnos grandes lecciones espirituales, para herirnos, incapacitarnos, para que Él pueda darnos una curación más profunda. Él nos incapacita para hacernos más fuertes.

Dios quitó todas las falsas seguridades de Jacob esa noche y lo hizo depender en Él solamente. El "Dios de Jacob " se hizo su refugio.

¿Ha estado usted en el Río Jaboc? ¿Ha luchado usted con Dios hasta que Él había  confesado su verdadero carácter y naturaleza? ¿Le ha humillado Él al colocar Su dedo en el sitio del encaje de su muslo y le ha dejado cojeando porque usted luchó con Dios?

Dios no puede bendecirnos y usarnos hasta que Él nos haya quebrantado. Él tiene que poner una cicatriz sobre nuestra carne egoísta para recordarnos lo que nuestras vidas son sin Su presencia morando para bendecirnos.
El apóstol Pablo aprendió esta la lección muy bien (2 Cor. 4:6-12; 12:7-10). Afligido, perseguido, perplejo, abatido, "llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos. Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados a muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal. De manera que la muerte actúa en nosotros, y en nosotros la vida" (2 Cor. 4:10-12).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hey¡¡ Hermano Deja Algo. Si Tu Comentario Aleluya¡¡¡

http://2.bp.blogspot.com/_A26cIysUsfA/S7nXIZhh_II/AAAAAAAAAL4/OzKs5lA3qoE/S640/blog.jpg
http://www.jovenesdelencuentro.org.ar/imagenes/gacetillas/7b012da311d28b8e24b10f45da867677.jpg